estudio y experiencia de Un Curso de Milagros

Desde la colina

Praying-With-Confidence

En medio de la confrontación

totalmente inmerso en su fragor y densidad

surge una invitación desde adentro

Para contemplar la escena fuera del campo de batalla.

Desde la colina, una parte de mí, observa su propia figura combatiendo.

Los juicios pierden fuerza desde esa colina y una evidencia cobra total certeza,

jamás podré salir de ahí por mi cuenta, no puedo salir airoso por mí mismo, solo puedo morir o matar.

En la observación desprovista de pasión y drama, veo con claridad la ayuda que necesito para vivir en paz.

Es entonces que al comprender esta certeza, los refuerzos vienen a mí.

La claridad, la inocencia, la dulzura, la paciencia, la aceptación, todos al rescate de una figura perdida que anhela la paz.

Puedo regresar a esa colina tantas veces como desee, nada me lo impide, todo es una cuestión de voluntad.

Puedo aumentar mi voluntad de paz en cada ocasión que me decida por la colina y la petición de ayuda.

Puedo, puedo, puedo, siempre puedo, nunca es tarde para la paz.

L. 185 Deseo la paz de Dios

vicen / caminandoaldespertar

Anuncios

Ser y Tener

Julian Casado Lamoca_Aranjuez 1924

Julián Casado Lamoca_Aranjuez_1928

Desde la metafísica de Un Curso de Milagros, los verbos ser y tener significan lo mismo, es decir, en la verdad que somos, el Ser, soy todo pues tengo todo, nada me falta y nada hay que perturbe o remplace en modo alguno lo que soy.

En cierto modo en el mundo que soñamos, también somos más o menos cualitativamente hablando en la medida de cuanto tenemos de ello. Es decir si tengo valor soy valioso y si tengo dinero soy rico o lo contrario y así con todo cuanto tiene que ver con nuestra identidad separada e individual que hemos fabricado para tratar de olvidar quienes somos en verdad.

El entrenamiento mental del Curso de Milagros dispone de herramientas muy poderosas como son las ideas del libro de ejercicios que hablan de la verdad acerca de quiénes somos, aunque no lo comprendamos y no lo sintamos aún como cierto. Esas ideas hablan de atributos acerca de la Verdad o del Amor que somos, como la inocencia, la libertad, la luz…

Lee el resto de esta entrada »

Relatos de cordura

post-vicente-enero-2017

El sueño tan llamativo y atrayente. Reclamando ser su propio autor, como si tuviera vida propia. El soñador, dormido y fabricando sueños mientras duerme, soñando lo que le aterra, lo que más teme, soñando en un limbo del que parece imposible regresar y despertar.

Y la esperanza, aguardando a que el soñador se rinda a sus pies para fabricar relatos de cordura y sosiego que conviertan al sueño de miedo en sueño de Paz.

vicen / caminando al despertar

 

 

 

 

Revolución

20170107_165834

Las enseñanzas de UCDM plantean un visión diametralmente opuesta a la concepción habitual del mundo tal como la entiende nuestra mente pequeña, confusa y  limitada.

El Espíritu en las enseñanzas de UCDM nos propone un entrenamiento encaminado a despertar del sueño de dolor en el que se haya inmersa nuestra mente confusa.

Estas enseñanzas responden a la búsqueda ancestral en la que se haya inmersa la familia humana desde el principio de los tiempos.

Enseñanzas, entrenamiento, práctica y experiencia van íntimamente unidas en el camino del perdón no-dual. Son asequibles para todos si resuenan en su interior. No es algo en lo que haya que convencer a nadie, es una experiencia interior en coherencia con la resonancia interna que las enseñanzas provocan, cuando lo provocan.

A la vista de la lógica del mundo, son unas enseñanzas pueriles cuando menos o descabelladas e irracionales cuando más. Lo que es normal pues la lógica del mundo es inversa a ellas.

Más el mensaje y la propuesta son rotundos y van ganando en rotundidad a medida en que se deshacen las telarañas de la mente-mundo.

El proceso y el camino de avanzada, sus tiempos y sus particularidades y anécdotas es distinto en cada individuo y al mismo tiempo es colectivo desde la visión de la unidad.

Las enseñanzas de UCDM son revolucionarias para el mundo, pues apuntan al deshacimiento del entramado colectivo en el que la humanidad da vueltas repitiendo las mismas experiencias, los mismos espejismos de cambio en los que todo se repite a la vista de todos sin querernos dar cuenta.

Es la auténtica revolución del Amor con mayúsculas disolviendo la experiencia dual de nacimiento y muerte, placer y dolor, alegría y amargura, esperanza y miedo y todas las dualidades que conforman el gran teatro del mundo.

Lee el resto de esta entrada »

El Arnés

arnes-1

En mi sistema de pensamiento privado e individual, cuando se da la oportunidad de entregar al Espíritu Santo un presente que está muy anclado a la voluntad del soñador de manera inconsciente, sería como si en la azotea de un rascacielos me ofrecieran un salto al vacío como la solución de un problema inmediato. ¿Quién saltaría?.

El ejemplo en la comparativa puede ser interpretado como no adecuado o cualquier cosa, yo lo encuentro muy clarificador en la medida de que en el nivel dual un salto al vacío desde una gran altura por mucho que nos diga alguien muy querido, admirado o autorizado que no ocurre nada y que la solución está en lanzarse, representa un miedo muy evidente a la muerte y que sólo sería una opción en caso de que permanecer en la azotea sea aún más mortífero que el propio salto en sí, pero sin esta percepción resultaría inaceptable la propuesta.

En el nivel de las creencias profundas del sistema de pensamiento individual o ego, hay un simbolismo que se asemeja al ejemplo anterior, es un salto al vacío que representa la muerte de lo conocido, de lo aparentemente seguro. Es entonces cuando surge una alternativa que permita alcanzar el objetivo, que no es otro que llegar al suelo pero de otra manera, de una forma que no de tanto miedo, que parezca más segura, menos aterradora.

Llegar a la Verdad de poco a poco, bajar por el edificio de gran altura con los arneses que me permitan hacerlo con seguridad suficiente, paso a paso, en un proceso de bajada con control.

Lee el resto de esta entrada »

pedro-figari_retrato-de-victoria

Pedro Figari (Montevideo 1861-1938)

La mente del ego, ese aspecto de nuestra mente basado en la separación y en el “deseo de ser especial” proyecta todo, proyecta la ilusión del mundo, o el mundo de la ilusión. Con todos los escenarios de la dualidad, nuestras historias individuales, aparentemente individuales, y nuestras historias colectivas. Siempre dualidad, riqueza-pobreza, prosperidad-decadencia, paz-guerra, unidad-separación, felicidad-desgracia, buenos-malos, nacimiento-muerte, salud-enfermedad, amor-odio, etc. etc.

Este es el tejido con el que está confeccionado el mundo de la ilusión, dualidad y más dualidad. Y es proyectado por la mente que eligió experimentar el sueño de separación. Separación de la Fuente, de la Unidad, de la Verdad, de la Eternidad… de Dios!

El mundo es proyectado por la mente que sueña, mi mente, nuestra mente. Y dentro de esa mente están nuestras aparentes mente individuales que sueñan nuestras aparentes historias individuales que son proyectadas por nuestra aparente mente individual unida al inconsciente colectivo.

Todo lo que ocurre en nuestra vida es proyectado por la mente e interpretado por la misma mente.

Y el Espíritu nos recuerda: Lee el resto de esta entrada »

Volviendo a Casa

Volviendo a Casa 1

Cuando ya has transitado por muchos caminos y te sigues encontrando una y otra vez en una encrucijada, es hora de volver a casa, es una oportunidad de oro para volverte hacía ti, hacia tu interior y abrir la puerta que te lleva directo al recuerdo del Ser, de Quién eres, y de tu verdadera identidad.

No hay que poner más esfuerzo en cambiar nada, no tienes ya que perfeccionarte, ni adquirir mas conceptos para ser algo, y puedes soltar desde ya, los intentos para cambiar el mundo; con sólo tu voluntad de querer ver las cosas de otra manera, tu mirada dispuesta, amable y paciente, y unida a una Voluntad mayor que es la que nos llama una y otra vez a retornar, será la llave perfecta para abrir esa puerta que creías cerrada.

Nuestra estancia en el mundo es para recordar el Amor que soy, si así no me vivo es que me he confundido y me he olvidado.

Vamos a volver una y otra vez a la mirada amorosa que necesito sentir y expresar para recordar que el Ser que soy está siempre disponible para mí.

La base es la honestidad contigo mismo, y la humildad de aceptar que no sé como hacerlo por mi cuenta y que me abro a la guía de mi verdadero Ser. Si esto te resuena, estas en el instante preciso para que todo cambie.

Lee el resto de esta entrada »